julio 22, 2009

PAUL WASHER Y MARCOS WITT

La diferencia entre un predicador del verdadero evangelio y un falso maestro, nada más y nada menos.

1 comentario:

Norman Rafael dijo...

Que problema tienen, lamentable que se estén encargando de desprestigiar a los hijos de Dios. La biblia dice que tenemos que tener el fruto del Espíritu Santo. Y acaso que David no danzaba a Dios?, nosotros cuando bailamos una canción cristiana la bailamos para Dios con propósito divino y ese propósito es llegar a más y más alamas y Pablo no habló con los Reyes para que la palabra llegara a ellos??? y cómo le llegará la palabra a los "famosos del mundo" si no hay artistas hijos de Dios que sean los que tengan acceso a ellos? si esto no fuera así estarían perdidos todos los famosos!, no sigan señalando y juzgando, les ruego que tengan temor de Dios y se arrepientan.